Turismo de naturaleza para la educación ambiental.

Modelos posibles para la educación ambiental a través de experiencias de contacto con la naturaleza.

El campamento instalado en la reserva del Filobobos por el Arq. Raul de Villafranca junto con las vivencias de lectura del lugar a través del descenso en río, puede tener el potencial de convertirse en un modelo de educación ambiental a través de experiencias de intenso contacto con la naturaleza, que permitan al usuario un entendimiento profundo del lenguaje de los sistema vivos, sus interrelaciones y los servicios ambientales que estos proporcionan.

1. El Campamento del Filobobos.

El campamento en Filobobos, promovido por Eduardo Beristáin y Raúl de Villafranca, se encuentra instalado en la ribera norte del rio bobos (dentro de la poligonal del area natural protegida del Filobobos), en el municipio de Tlapacoyan Veracruz, a unos dos kilómetros de esta localidad sobre la carretera que va a Martinez de la Torre-Nautla y muy cerca de la cascada el encanto.
Como dato curioso y relevante, la porción del río bobos, conocida en este tramo como filobobos, corresponde a la cuenca media del mismo río que desemboca al Golfo de México en la comunidad de Raudal, Veracruz, lugar donde se encuentra la fundación Yépéz (santuario para la protección de tortugas marinas), objeto del ensayo anterior relativo al turismo de voluntariado como alternativa para la otención de ingresos para fundaciones dedicadas a la conservación y la educación ambiental. Gracias a este hecho coincidente, existe el potencial de tener una visión sistémica tanto para la investigación como la educación ambiental de los fenómenos económicos, ambientales y sociales que gravitan en torno al mismo cuerpo de agua pero en dos puntos distintos: su nacimiento (cuenca alta) y su desembocadura al mar (cuenca baja).

2. Luchadores ambientales en una historia de ecoturismo.

La Historia de este campamento está vinculada a la creación de la poligonal del área natural protegida del Filobobos. Eduardo Beristáin y Raúl de Villafranca, colegas y socios fundadores de la ONG Ecología y Habitat A.C., han sido durante mas tres décadas (desde 1986) grandes promotores del ecoturismo en la zona de Tlapacoyan, Veracruz (incluso desde antes que se manejara el término ecoturismo como tal). A lo largo de estos años han organizado caminatas de aprendizaje, excursionismo y principalmente actividades de descenso en río con propósitos de educación ambiental. Cabe destacar que Raul de Villafranca junto con la Universidad Iberoamericana lograron traer a México la vinculación con el instituto Biomimicry (Montana, USA), siendo este campamento y las actividades que se pueden desarrollar en torno a el utilizándolo como base uno de los elementos claves para poder impartir talleres y cursos de la metodología de diseño de biomimésis a lo largo de casi 10 años.
Dentro de esta historia de promoción y lucha contracorriente por promover y mejorar la zona, cabe narrar el que, ya sea por caprichos del azarozo azar, o como consecuencia de años de realizar excursionismo en la zona; que en la década de los noventa y casi coincidiendo con las celebraciones del quinto centenario del descubrimiento de américa; estos guerreros ambientales descubrieron tres de los cuatro asentamientos prehispánicos de la cultura totonaca en el municipio de Atzalan, Veracruz (Las Nutrias, El Cuajilote, y El Jobo, Ubicación 19°58ʹ N |97°12´W), asentados un costado del río bobos y cubiertos ellos por la exhuberante selva Veracruzana; siendo la mas importante de ellas la que posteriormente se le denominaría El Cuajilote.

A los cuatro centros culturales (Las Nutrias, El Cuajilote, Vega de la Peña y El Jobo) los unió en su momento el río y a los cuatro se puede llegar directamente descendiendo de las balsas y caminando hacia ellos (ésto si el río tiene agua suficiente para navegar los tramos donde se encuentran).
Gracias a la importancia del descubrimiento, acompañado con las celebraciones del descubrimiento de américa, Raul de Villafranca y sus socio lograron que el INAH asignara presupuesto a la restauración de las ruinas del Cuajilote (junto investigaciones y reportajes de Ricardo Rocha y National Geographic), y que para la preservación de los cuatro centros ceremoniales se determinara una poligonal de área natural protegida que incluyó la protección ambiental de los ecosistemas ribereños de la parte alta del ríobobos pasando en ese tramo a ser denominado Filobobos por Raúl de Villafranca en las primicias de este proyecto simbiotico arqueológico ambiental. El vocablo filos es derivado del entorno local por los perfiles de cañadas (originados en fenómenos geológicos de la era Cenozoica), y bobos, nombre de una variedad de pez casi extinta.

El nombre original de estas ruinas se desconoce pero una vez realizado el descubrimiento, se decidió bautizarle al centro ceremonial mas importante como el Cuajilote, cuyo nombre se deriva de un árbol de la región totonaca conocido como Chote y que actualmente escasea en el área. Como nota complementaria, el nombre de cuajilote también lo recibe otro árbol (el cuajilote, huachilote o cacao de mono) de nombre científico Parmentiera aculeata, propio de la selva baja caducifolia que cubre amplias extensiones en el sur y centro de México.
Estas ruinas evidencían la importancia que tienen los ríos como vehícuo de la vida y la base para el florecimiento de civilizaciones (ya que estos ríos navegables fueron la base de la comunicaciones y el comercio en esta zona de la cultura Totonaca), y a su vez las cañadas y saltos de agua han permitido una preservación natural de la zona arqueológica de Filobobos.

3. La educacion ambiental acompañada de experiencias profundas en contacto con la naturaleza.

Se estima que actualmente el 60% de la población humana vive en ciudades, y se estima que hacia el 2025 ese porentaje crecerá como mínimo a un 75%. Este fenómeno traerá muchos efectos asociados (positivos y negativos), pero uno de los mas relevantes consistirá en la absoluta desconexión entre los ciudadanos urbanos con el mundo natural (cuyo conocimiento, visión e interpretación de la será a través de pantallas digitales que proporcionan únicamente una experiencia visual pero totalmente a-sensorial).

Como se ha mencionado en contínuo en los textos anterirores al que se suscribe, el capital natural provee servicios ambientales fundamentales para la la vida y el florecimiento de la especie humana (y las no humanas) y solamente a través de experiencias profundas de contacto con la naturaleza se puede sensibilizar a los ciudadanos urbanos anteriormente mencionados de la importancia de la vitalidad de los sistemas que soportan la vida en la viabilidad de largo plazo de nuestro modelo de civilización debido a que: Lo que no se conoce no se puede entender ni valorar.

Profundizando en estas ideas, se puede comentar que en un sistema natural saludable y próspero; a la par del hecho de que quienes se adaptan prosperan, la adaptación implica un vínculo energético y material con el lugar y una relación interdependiente entre los seres vivos. Por ende: La vitalidad de los ecosistemas depende de las relaciones interdependientes entre los seres que los habitan; es decir, de lo que ocurre entre las especies y de su uso e intercambio tanto de materiales como de energía en un lugar dado; debido a que en este escenario la diversidad significa fuerza: Cada habitante de un ecosistema es interdependiente hasta cierto punto de los demás y cada criatura ha (co) evolucionado para contribuir a la resiliencia del sistema trabajando todos ellos de modos creativos y efectivos para el éxito del todo.
Expresado lo anterior: ¿Cómo poder explicarle a los adultos urbanos de hoy y a sus respectivos hijos la importancia del capital natural y los servicios que este proveee, y que si se quitan los hilos del ecosistema uno a uno, el todo se va volviendo menos resiliente, menos estable y menos apto para soportar catástrofes, enfermedades y eventos adversos en consecuencia?¿como explicar que si los sistemas vivos son menos capaces de mantenerse saludables son menos aptos para evolucionar con el tiempo, si no es teniendo experiencias profundas en contacto con estos seres vivos y observando de primera mano la naturaleza de sus relaciones?
¿Cómo poder explicarles a las generaciones futuras que el aprendizaje acerca de la realidad no viene a través de portales místicos de naturaleza digital y que Google no es un santo que puede sustituir de manera intercambiable educación y aprendizaje por el aparente milagro de proporcionarnos información detallada de primera mano y de alcance instantáneo para nuestras manos desde cualquier dispositivo?

Solamente logrando desarrollar a través de la educación ambiental las capacidades y competencias de poder tomar a la naturaleza como modelo, podríamos hacer que el curso de nuestros actos individuales trabajasen hacia una rica conexión con el lugar y con el ecosistema circundante tanto en lo natural como en lo humano. En consecuencia, de esta manera nuestras actividades podrían integrarse con los flujos energéticos locales y con las fuerzas naturales, sociales, culturales y económicas en vez de contemplarse como entidades autónomas desconectadas aquello que lo circunda.

4. Oportunidades emergentes de educación ambiental a partir de realizar turismo de naturaleza.

Un privilegio cada vez mas escaso es poder contar con áreas naturales para realizar ecoturismo y/o turismo de naturaleza en zonas poco degradadas, poco perturbadas o poco intervenidas por las comunidades humanas; y aunque el área natural protegida del filobobos tiene bastantes zonas de perturbación, en su gran mayoría se encuentra en su estado original (tomando en cuenta que en veracruz solo se conserva un 18% de la cobertura vegetal original y que la tasa de deforestación anual es de 2%, contar con una región natural poco perturbada es en sí un privilegio). Si a esto se le añade el poder contar con la custodia legal de dicha ANP, un campamento dentro de la misma y la ribera de un río desde el cual se puede salir o llegar en balsa…. La resultante es un enorme potencial para estructurar múltiples experiancias de aprendizaje para la educación ambiental.
Se podría expresar que la gran oportunidad que presenta hacer excursionismo en un lugar con poca perturbación es poder tener experiencias de aprendizaje que nos permitan observar de primera mano “el lenguaje de Dios” es decir: el lenguaje de la creación (utilizando esta expresión poética para referir a los mecanismos de la evolución y las relaciones de interdependencia que hay entre todos los seres vivos y sus poblaciones dentro de un ecosistema). Un viaje de caminata (diurna o nocturna) en la selva media sub- perenifolia junto con un viaje de descenso en río (en los rápidos) con buena facilitación con una narrativa de observación y lectura del lugar, puede llevar a quién vive la experiencia a tener un contacto tan profundo con la naturaleza que la experiencia final se torne màgica, junto con un salto logarítmico en su entendimiento respecto de su posición en el universo y de las relaciones de interdependencia que su persona tiene con los demás elementos del sistema.


Si este tipo de experiencias son acompañados de contacto con la cocina local (desarrollada a partir de especias e ingredientes del lugar), se puede tener una vivencia profunda de que comida, vestido y arquitecura local son tanto una expresión adaptativa como de valores únicos de lustros de generaciones humanas adaptandose a vivir y florecer en ese entorno específico junto con una profunda conexión a los flujos energéticos del lugar y sus factores limitantes.
Realizar turismo de naturaleza (especialmente uno desvinculado con la hipertofia actual que vivimos con acceso casi omnipresente a las redes sociales) nos permite llevar a la mente a un estado de silencio y contemplación. Observar y contemplar como es la dinámica entre vínculo energético e interrelaciones entre los seres vivos cuya consecuencia da estabilidad a un ecosistema, puede a su evolucionar el entendimiento que de esta contemplación emane a modelos humanos que asemejen a la naturaleza y a posibilidades infinitas de innovación disruptiva inspiradas en los sistemas vivos los cuales en su conjunto no son sino una demostración de éxito evolutivo de mas de 3 mil millones de años de evolución.

Como ejemplo práctico acerca del porque tener a la naturaleza como modelo y mentor es algo que va mas allá de una buena, noble y poética idea; podemos poner como ejemplo el visitar una laguna muy cercana al ANP del Filobobos ubicada en la comunidad de Alchichica Puebla, la cual es uno de los pocos lugares sobre la tierra en la cual se puede observar una especie específica de cianobacterias que existe desde los orígenes de la vida en la tierra (y el subproducto de su metabolismos son unas formaciones calcáreas denominadas estromatolitos). Estas cianobacterias fueron la base para que, junto con los estudios realizados por Lynn Margulis relativos a su teoría de la evolución con base a un mecanismo denominado endosimbiosis seriada, el científico inglés James Lovelock pudiese plantear su hipótesis GAIA según la cual, la Tierra se puede considerar como un super-organismo vivo capaz de autorregularse es decir, que los organismos vivos se alimentan de su entorno y los efectos que causan por su existencia modifican a su vez dicho entorno.

Lovelock pudo probar que al inicio de la vida en la tierra la composición química de la atmósfera era muy diferente a como la conocemos actualmente (predominando principalmente el carbono), y fue la emisión de oxígeno de las cianobacterias durante miles de millones de años que dicha composición química gradualmente cambió a una base aerobia teniendo como efecto que la gran mayoría de los seres unicelulares incapaces de metabolizar el oxígeno se extinguieran. En la discusión actual sobre el cambio climático y la emisión de gases efecto invernadero (GEI), pudiésemos llegar a visualizar que uno de los aspectos mas relevantes del fenòmeno será la capacidad de los seres vivos (en este caso la especie humana) de modificar las condiciones no vivas del entorno para ocasionar un giro en la evolución de la vida una vez que dichas modificaciones han alcanzado una masa crítica. Expresado lo anterior la pregunta relevante sería: ¿Qué efecto causará en la vida y su evolución el liberar masivamente a la atmósfera en un instante geológico gran parte del carbono almacenado por la vida misma durante millones de años en el subsuelo?, en adición: ¿Cómo se sinergizarán las variables de daño ambiental, extinción de especies y pérdida de cobertura vegetal por efecto de las actividades humanas con este fenómeno?

5. Conclusiones y Reflexiones

Desde la perspectiva anteriormente descrita, lograr incidir en los cambios de los modelos educativos del siglo XXI, mediante experiencias vivenciales de educación ambiental en profundo contacto con la naturaleza, pueden convertirse en una herramienta muy poderosa para la sensibilización de los fenómenos amientales y sociales de los que cada individuo es parte, y ayudar a construir una visión que asocie la continuidad del largo plazo, con el desarrollo de interrelaciones sanas de interdependencia tanto entre los individuos, en los ecosistemas sociales y en los sistemas naturales que soportan la vida

You may be interested

Cada vez más aves marinas mueren por ingesta de globos
Conservación
6 shares1,138 views
Conservación
6 shares1,138 views

Cada vez más aves marinas mueren por ingesta de globos

Alejandro Aguirre - Mar 04, 2019

En un estudio publicado por la revista Scientific Reports, los globos o fragmentos de globos son los desechos marinos que…

El Récord Guinness por plantar más árboles
Acciones
6 shares991 views
Acciones
6 shares991 views

El Récord Guinness por plantar más árboles

Alejandro Aguirre - Mar 01, 2019

La idea de reforestación casi siempre se ha asociado con algo bueno, podríamos decir que se trata de una acción…

Esta experiencia de realidad virtual te transforma en árbol
Tecnología
13 shares963 views
Tecnología
13 shares963 views

Esta experiencia de realidad virtual te transforma en árbol

Alejandro Aguirre - Feb 27, 2019

Sin duda la realidad virtual nos ha abierto caminos a mundo que de otra forma no seríamos capaces siquiera de…

Leave a Comment

Your email address will not be published.