Empresa convierte la leche agria en tela para fabricación de ropa.

Esta tela tan suave al tacto como la seda, es 100% biodegradable y libre de químicos.

12/28/2017
1,438 Views

Una microbióloga y diseñadora de modas alemana de nombre Anke Domaske desarrolló un sistema de producción de tela similar a la seda a partir de leche descompuesta que podría convertirse en una importante oportunidad ecológica para los fabricantes de telas.

La historia de esta innovadora idea comenzó en el año 2009, cuando tenía tan solo 26 años y su padrasto fue diagnosticado con leucemia. Debido al sistema inmunológico tan afectado por la terrible enfermedad, a su padrasto le era imposible utilizar la gran mayoría de la ropa del mercado, pues le provocaban fuertes reacciones alérgicas derivadas de los químicos utilizados en la fabricación y el cultivo de algodón.

Fue entonces cuando Anke se reunió con un pequeño grupo de amigos con el fin de crear una tela 100% natural que pudiera ser utilizada por su familiar. Durante su investigación encontraron un procesos de los años 30’s que consistía en la fabricación de fibras de caseína a partir de leche. Después de probar más de 3,000 recetas y variantes del proceso por más de nueve meses, finalmente pudieron crear una tela que no se disolvía en el agua.

El grupo liderado por Anke creo en el 2011 la empresa Qmilk y su proceso de fabricación de tela se encuentra en proceso de ser patentado. A grandes rasgos, la fabricación consiste en dejar que la leche se agrie y seque hasta convertirse en polvo de proteína; posteriormente se mezcla con agua y otros ingredientes de origen natural para formar una masa esponjosa de la cual se sacan los hilos para formar la tela.

Las normas alemanas de salud causan el desecho de aproximadamente dos millones de toneladas de leche al año, una cantidad que alcanzaría para llenar una alberca olímpica 770 veces. Qmilk actualmente utiliza cerca de 1,000 toneladas de este recurso residual por el que paga cuatro centavos por litro proveniente de más de 20 agricultores alemanes y tiene grandes planes para continuar expandiéndose.

A seis años de la creación de la empresa que inicio con un grupo de solo 10 empleados,  Qmilk actualmente cuanta con una producción de dos turnos con una maquina de extrusión de 11 metros de alto que extrae los hilos de tela como si se tratara de una maquina para hacer spaghetti. Anke enfatiza que la tela creada es suave como la seda, biodegradable, antibacterial, lavable y proporciona frescura durante la temporada de calor y tibieza en el invierno.

Actualmente la empresa se encuentra en investigaciones para crear otro tipo de productos a partir de este sustrato como papel higiénico, y nuevas formas de aprovechar desperdicios naturales como la utilización de fibras de naranja y plátano para crear otro tipo de tela.

You may be interested

¿Por qué celebrar la Navidad con un Árbol Natural Certificado?
Conservación
136 shares355 views
Conservación
136 shares355 views

¿Por qué celebrar la Navidad con un Árbol Natural Certificado?

Reforestamos México - Dic 10, 2018

Si adquieres un arbolito navideño mexicano, certificado por el Forest Stewardship Council, FSC México, colaboras con el bienestar y el…

Biotecnología para combatir el plástico
Reciclaje y Residuos, Tecnología
0 shares24 views
Reciclaje y Residuos, Tecnología
0 shares24 views

Biotecnología para combatir el plástico

Alejandro Aguirre - Dic 10, 2018

Para hacer frente al problema del plástico al que nos enfrentamos actualmente, se han ideado varias propuestas, como sustituirlo por…

Contaminación del suelo, un peligro que acecha bajo nuestros pies
Medio Ambiente, Prevención
0 shares20 views
Medio Ambiente, Prevención
0 shares20 views

Contaminación del suelo, un peligro que acecha bajo nuestros pies

Alejandro Aguirre - Dic 09, 2018

Bajo nuestros pies se oculta un peligro: la contaminación del suelo. Concientizarnos sobre esta realidad y actuar en consecuencia para…

Leave a Comment

Your email address will not be published.