La influencia de las leyes naturales en la edificación

05/14/2015
285 Views

César Ulises Treviño / Angelina Pifano Guédez

La edificación sustentable, es un concepto derivado de la necesidad de cambiar los métodos tradicionales de construcción, debido al daño y contaminación que se ha demostrado que pueden causar. A pesar de que éstos términos parezcan modernos e innovadores, sus orígenes se remontan hace cientos de años atrás, cuando eran costumbres para la humanidad: la integración con el ambiente natural, uso de materiales locales, imitar los términos y patrones de la naturaleza, eran métodos empleados por los miembros de la construcción de antiguas épocas para crear estructuras de vivienda, comercio y trabajo; muchas de las cuales hoy en día prevalecen y son valoradas por su gran belleza, funcionalidad y durabilidad a través del tiempo.

El término de edificación sustentable como tal, surge a finales de la década de los ochenta en Noruega, con el fin de preservar los recursos y el medioambiente para futuras generaciones pues, en algún momento en la historia, la relación del humano con la naturaleza empezó a desbalancearse y el pensamiento general era que el verdadero desarrollo se medía en la capacidad de alterar y transformar el mundo natural. De allí se originaron prácticas como la sobreexplotación de suelos, degradación del ambiente y la separación de sistemas y procesos naturales.

Hacia finales de la década de los noventa, surgen pensamientos revolucionarios que resaltan la idea que los problemas presentes pueden ser resueltos de la misma forma que en la naturaleza. En el libro Biomimicry, la autora Janine Benyus enlista algunos principios básicos que gobiernan y definen la manera en que la madre naturaleza opera y, para sorpresa de muchos, se exhibe una clara conexión entre los principios de la edificación sustentable, y especialmente de LEED® (Liderazgo en Energía y Desarrollo Ambiental, por sus siglas en inglés) la certificación  más empleada a nivel mundial,  con la manera en que la misma ha estado funcionado desde hace millones de años. Veamos algunos ejemplos:

Luz del sol: así como en la naturaleza todos la vida necesita de la luz solar, la edificación sustentable y LEED promueven el uso de ésta fuente de energía renovable tanto por el uso de ecotecnologías (paneles solares, por ejemplo) como la entrada de fuentes de luz natural abundante en sus edificios y proyectos, beneficiando enormemente en la salud y bienestar general de los usuarios.

Energía Necesaria: una de las ideas clave que el Centro para Escuelas Verdes del USGBC (Consejo para la Edificación Verde de Estados Unidos, por sus siglas en inglés) enseña a las personas es que el futuro de los edificios sustentables es diferenciar entre lo que verdaderamente necesitamos de lo que queremos, como era costumbre hace muchos años atrás en la humanidad. Además, aquellos certificados con LEED, tanto nuevos como existentes, pueden obtener grandes beneficios al optimizar su desempeño energético, como ahorro de recursos de mantenimiento y operación.

Forma y Función: un árbol hecha sus raíces hacia abajo para absorber agua y nutrientes del suelo y hace crecer sus ramas hacia arriba para que pueda abarcar más área y absorber mejor la luz del sol que necesita para producir energía y crecer. De la misma forma, los edificios y comunidades diseñados de manera superior se adhieren a estos principios para hacer un uso óptimo de los espacios, sin necesidad de modificar o alterar gravemente el contexto natural en el que se encuentren.

Reciclaje Total: la ley de la conservación de la materia siempre se aplica en entornos naturales: cualquier elemento, tras cumplir su función, pasa a degradarse y descomponerse en otro material con propósito. En el entorno construido se le ha dado una prioridad a ésta ley mediante el reciclaje, tanto de materiales simples como objetos más complejos. Un ejemplo de ello puede ser la valoración al ciclo de vida del edificio que da la Certificación LEED, donde se busca que en todas las etapas de vida del edificio éste cumpla un propósito funcional en su entorno.

Diversidad: en la naturaleza no existe un ser que viva y se mantenga de manera totalmente aislada y este es un principio que debe existir también en la sustentabilidad de la edificación. No basta con tener únicamente casas certificadas u oficinas sustentables, se deben aplicar todas estas mejores prácticas en los diferentes sistemas de construcción: desde escuelas, centros de salud, espacios comerciales, hogares, oficinas, etc. Sólo así aseguraremos un verdadero entorno construido superior y más saludable y sólo así podremos tener una verdadera conservación de nuestro planeta.

Valor Local: el término “especie invasiva” tiene una fuerte connotación por una buena razón y es que los sistemas naturales son inherentemente locales. Ciertas especies pueden existir sólo bajo ciertas condiciones; los patrones de clima local y regional tienen gran importancia, así como el tipo de suelo, partículas en el aire y temperatura del agua. La sustentabilidad reconoce la importancia de lo local y certificaciones como LEED le otorgan una merecida prioridad en sus créditos, que alientan a los administradores de proyectos y desarrolladores a tomar en cuenta las características geográficas de cada sitio y diseñar en base a ellas, así como elegir materiales y productos que tengan un origen local.

Todos estos principios están basados en el diseño biofílico, un término que busca ir más allá del enverdecimiento de una edificación, enfocándose en el lugar del ser humano en la naturaleza y la posición que ésta toma en la vida humana, buscando espacios con respeto mutuo y relaciones enriquecedoras.

Hoy en día existen muchos edificios que, desafortunadamente, no reflejan esta relación y entendimiento con la naturaleza o sus procesos. Por ello, es importante que tanto el diseño como la construcción de los edificios cuente con un proceso imaginativo e integral con el entorno ya existente. Es allí donde certificaciones como la mencionada anteriormente LEED viene a dar un marco de guía y referencia para asegurar las mejores prácticas y resultados que beneficiarán tanto al medioambiente, como a desarrolladoras, constructoras y finalmente usuarios y residentes. Todo esto en base a los mejores principios que la naturaleza tiene para ofrecernos.

You may be interested

Cada vez más aves marinas mueren por ingesta de globos
Conservación
6 shares349 views
Conservación
6 shares349 views

Cada vez más aves marinas mueren por ingesta de globos

Alejandro Aguirre - Mar 04, 2019

En un estudio publicado por la revista Scientific Reports, los globos o fragmentos de globos son los desechos marinos que…

El Récord Guinness por plantar más árboles
Acciones
6 shares408 views
Acciones
6 shares408 views

El Récord Guinness por plantar más árboles

Alejandro Aguirre - Mar 01, 2019

La idea de reforestación casi siempre se ha asociado con algo bueno, podríamos decir que se trata de una acción…

Esta experiencia de realidad virtual te transforma en árbol
Tecnología
13 shares444 views
Tecnología
13 shares444 views

Esta experiencia de realidad virtual te transforma en árbol

Alejandro Aguirre - Feb 27, 2019

Sin duda la realidad virtual nos ha abierto caminos a mundo que de otra forma no seríamos capaces siquiera de…