Energías limpias para el logro de la Justicia Ambiental

El caso de las plantas hidroeléctricas del Parque Nacional de Virunga

05/22/2017
433 Views

Tomando en cuenta los tres principios de la Justicia Ambiental propuestos por Jorge Riechmann, considero que la Justicia Ambiental propuesta por Riechmann busca dar un equilibrio a la naturaleza multidimensional del desarrollo sostenible. Por ello, hablar de justicia ambiental, va más allá de la simple procuración de justicia. Es decir, nos referimos, a que todas aquellas actividades que encauzan las acciones humanas hacia la prevención de riesgos, la paz y el aseguramiento de un reparto equitativo de los beneficios obtenidos de los recursos naturales – son constituyentes de la Justica Ambiental. Entonces, cualquier tipo de propuesta que se promueva para el fortalecimiento de la Justicia Ambiental, requiere de igual forma, el uso de diferentes enfoques disciplinarios (Riechmann, 2003).

Reforzar la respuesta mundial a la amenaza del Cambio Climático en el contexto del desarrollo sostenible y de los esfuerzos por erradicar la pobreza

Hablar de la relación entre las energías limpias y la justicia ambiental nos lleva a su vez, a hablar de la pobreza y el Cambio Climático. En el año 2012, el cambio climático fue reconocido como el mayor reto a superar por parte de la comunidad mundial a fin de alcanzar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Nations, 2012). En el 2016 el comité de desarrollo declaro que debido principalmente al cambio climático, en los próximos 15 años, el panorama del desarrollo se enfrentará a cambios críticos y cuyos efectos conllevan desastres naturales, conflicto sobre los recursos, violencia, desplazamientos forzados y cambios demográficos (Bank, 2016). Ese mismo año surge el Acuerdo de París dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. En el artículo 2 de este acuerdo, se estipula que el objetivo de este acuerdo “es reforzar la respuesta mundial a la amenaza del Cambio Climático en el contexto del desarrollo sostenible y de los esfuerzos por erradicar la pobreza”(Nations, 2016).

Revertir la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) a través de combatir la pobreza logrando una verdadera justicia ambiental, toma entonces una relevancia trascendental, que vale la pena discutir. La pobreza vinculada con la energía puede verse desde dos puntos de vista. Por un lado, las personas pobres son quienes menos posibilidades tienen de acceder a la energía, por otro lado, son las más vulnerables a experimentar los efectos negativos del cambio climático y con ello exacerbar su situación de pobreza (INDRAWATI, 2015).

Desde un punto de vista positivo, evitar la emisión de GEI y fomentar el crecimiento económico inclusivo, no solo puede resultar ser el medio más eficaz de reducir la pobreza e impulsar la prosperidad sino también la paz, el desarrollo sostenible y con ello, la Justicia Ambiental. El caso de las plantas hidroeléctricas de Mutwanga y Matebe en el Congo como parte de los proyectos llevados a cabo para el restablecimiento de la paz en el parque nacional de Virunga, resulta ser un ejemplo inspirador. Ubicado en el este de la República Democrática del Congo (RDC), es el parque natural con mayor diversidad en toda África. Declarado como Patrimonio Mundial por parte de la UNESCO, es el hogar de unos 300 gorilas de montaña (más de un cuarto de los que quedan en el planeta). La zona ha sido y es foco de conflictos sociales armados, explotación irracional de recursos y corrupción que han dejado profundas huellas en la población. Recientemente, la zona del parque nacional de Virunga fue uno de los principales escenarios de la denominada Segunda Guerra del Congo que tuvo lugar entre 1998 y 2002 (Park, 2017).

En el continente africano 1 de cada 3 personas aproximadamente 600 millones de personas y, aproximadamente, 10 millones de pequeñas y medianas empresas no tienen acceso a electricidad. Aquellos hogares y empresas que tienen la suerte de contar con servicio de luz eléctrica pagan tres veces más que sus pares en Estados Unidos y Europa, además de soportar cortes de energía habituales. Por ello en la zona del parque el comercio ilegal del carbón vegetal que se obtiene a partir de la madera de los bosques primarios del parque, y que mueve anualmente unos 20 millones de euros, es un recurso recurrente entre los grupos guerrilleros de la zona (Burgues, 2008; DIOP, 2014; Park, 2017).

El 1 de agosto de 2008, Emmanuel de Merode fue nombrado Director del parque. Dada la inseguridad crónica y la sucesión de guerras violentas en el este de Congo, Merode ha centrado sus esfuerzos en iniciativas de desarrollo económico que aportan una mayor estabilidad a la región. En 2013 ayudó en el lanzamiento de la Alianza de Virunga. La iniciativa se basa en 127 instituciones locales de los organismos del sector privado, la sociedad civil y del gobierno de comprometerse con el desarrollo sostenible de los recursos de los parques, a través del turismo, la electrificación rural, la pesca sostenible y la agricultura. Un gran programa que tiene como objetivo generar entre 80 y 100 mil empleos en las comunidades de la posguerra que viven alrededor del parque nacional ya está en marcha, proporcionando a hombres y mujeres congoleños jóvenes alternativas viables a participar en actividades relacionadas con el conflicto.

El año 2015 se inauguraron las plantas hidroeléctricas de Matebe y Mutwanga marcando el comienzo de un nuevo conjunto de proyectos energéticos destinados a desarrollar el Congo oriental bajo el paraguas de la Alianza Virunga. La central eléctrica de Matebe, está preparada para producir 13,6 MW de electricidad limpia, impulsando la economía verde y más de 12.000 puestos de trabajo sostenibles para las personas en y alrededor de la región de Rutshuru. Las comunidades y dignatarios del parque celebraron este hito en la historia de la región, demostrando además un compromiso con el desarrollo limpio y sostenible a través de la iniciativa público-privada del parque, la Alianza Virunga. En su discurso inaugural, de Merode, recalco como en tan sólo dos años, y derivado del compromiso con una economía limpia y la consolidación de la paz en una zona afectada por el conflicto, estos proyectos superaron las limitaciones generadas por los conflictos gracias al ingenio, el coraje y la determinación de los mismos congoleños (Park, 2017).

El Parque nacional Virunga, antiguamente llamado Parque nacional Albert, está situado en la frontera oriental de la República Democrática del Congo, desde las montañas Virunga hasta los montes Ruwenzori. Bordea los parques nacionales de los Volcanes, en Ruanda y de los Montes Ruwenzori, en Uganda.

You may be interested

Cada vez más aves marinas mueren por ingesta de globos
Conservación
6 shares875 views
Conservación
6 shares875 views

Cada vez más aves marinas mueren por ingesta de globos

Alejandro Aguirre - Mar 04, 2019

En un estudio publicado por la revista Scientific Reports, los globos o fragmentos de globos son los desechos marinos que…

El Récord Guinness por plantar más árboles
Acciones
6 shares600 views
Acciones
6 shares600 views

El Récord Guinness por plantar más árboles

Alejandro Aguirre - Mar 01, 2019

La idea de reforestación casi siempre se ha asociado con algo bueno, podríamos decir que se trata de una acción…

Esta experiencia de realidad virtual te transforma en árbol
Tecnología
13 shares639 views
Tecnología
13 shares639 views

Esta experiencia de realidad virtual te transforma en árbol

Alejandro Aguirre - Feb 27, 2019

Sin duda la realidad virtual nos ha abierto caminos a mundo que de otra forma no seríamos capaces siquiera de…

Leave a Comment

Your email address will not be published.