Niños construyen aula sustentable

La profesora de primaria Diana Cavazos junto a algunos alumnos han construido la primera aula sustentable del país.

03/03/2017
1103 Views

Una salón construido a base de botellas de plástico y se alimenta a base de energía solar.
Su costo aproximado es de 70,000 pesos, aproximadamente 230,000 pesos menos que uno de concreto.

El proyecto a surgido como iniciativa de su alumno Ricardo de 6 años, el más inquieto de su clase. A pesar de las dudas que tenía su madre para que el pequeño participara en el proyecto la profesora a decidido creer.

“Un niño inquieto hace al maestro, siempre es bueno”.

Diana decidió creer en el menor ya que no lo ve como un obstáculo.

“Una de las problemáticas en México es creer que todos los niños inquietos sufren de déficit de atención”

En varias escuelas incluso les niegan la entrada o carecen de la misma atención que los niños mas destacados.

Una de las principales inquietudes de Ricardo era la cantidad de basura que hay en Matamoros y las inundaciones que esta ocasiona, en la mayoría son botellas de plástico PET.

De acuerdo con la PROFECO las botellas no PET tardan 500 años en degradarse. En México aproximadamente 8 de cada 10 botellas no son reaprovechadas, La Comisión Especial de Desarrollo Sustentable de la Cámara de Diputados asegura que de las 800 mil toneladas de envases utilizados tan sólo el 15% se reciclan, a diferencia de países europeos donde se reutilizan hasta el 90% de estas.

Bajo esta iniciativa la profesora Diana participo en “Diseña Cambio”, una convocatoria a nivel nacional cuyo objetivo es que el profesor transforme su comunidad, la idea debe surgir de los menores y ser respaldada por los padres y adicionalmente se involucra a la sociedad cercana a la escuela.

Algunos de los retos

El salón no podía ser únicamente de botellas de PET ya que Matamoros se encuentra a 10 metros sobre el nivel del mar y el suele no es muy firme, así que Diana busco asesoría con algunos arquitectos en la ciudad que donan diseños, así encontró a Rigoberto Leal Caballero quien le hizo mención de la dificultad del proyecto, aun así la animó a continuar.

La empresa mexicana Big Cola fue que brindo el apoyo otorgándole la merma de sus industrias en Puebla y Monterrey. Cuando el proyecto se encontraba a la mitad Coca-Cola, quien en un principio se rehusaron a ayudar le dijo que tiraran el aula y ellos asumirían el costo por la reconstrucción y proporcionarían todo el material. Diana se negó a vender el proyecto.

“Este sueño no se vende”, dijo

You may be interested

Palazzo Italia: El edificio que ‘se come’ la contaminación.
Arquitectura
0 shares315 views
Arquitectura
0 shares315 views

Palazzo Italia: El edificio que ‘se come’ la contaminación.

Eduardo Berrueco - Ago 19, 2017

Durante los últimos años se ha hecho un esfuerzo para que la construcción de nuevos edificios no solo carezcan de impactos…

Perros se ‘tiñen’ de azul por nadar en río contaminado.
Conservación
0 shares321 views
Conservación
0 shares321 views

Perros se ‘tiñen’ de azul por nadar en río contaminado.

Eduardo Berrueco - Ago 18, 2017

Esta semana comenzó a circular en las redes un video que mostraba un grupo de perros cerca del Río Kasadi,…

La inusual belleza de los hongos canadienses.
Acciones
0 shares367 views
Acciones
0 shares367 views

La inusual belleza de los hongos canadienses.

Eduardo Berrueco - Ago 17, 2017

Cuando pensamos en la belleza de la vegetación nos remitimos inmediatamente a los vibrantes colores de las flores, sin embargo podemos…

Leave a Comment

Your email address will not be published.